El metro de La Habana, una historia inconclusa.

Sociedad Abakuá de Cuba.
Cumple 186 años de fundada la Sociedad Secreta Abakuá de Cuba.
7 de enero de 2022
Estudiar en Francia.
Becas para cubanos. Francia abre candidaturas.
10 de enero de 2022
Mostrar todo

El metro de La Habana, una historia inconclusa.

El metro de La Habana, portada de la revista "Juventud Técnica", años '80.

El metro de La Habana, portada de la revista "Juventud Técnica", años '80.

¿Sabías que han existido varios proyectos con el fin de construir un metro en La Habana, pero ninguno de ellos se ha podido llevar a la práctica? Continúa con nosotros en Tus Noticias Cuba para conocer más detalles.

El metro de La Habana, una historia inconclusa.

La Habana es la ciudad de lo inacabado, de lo cojo, de lo asimétrico, de lo abandonado (…)

Transcurre el tiempo y nos habituamos a tropezarnos con los mismos terrenos cercados por las mismas vallas; con las mismas casas a medio construir, con las mismas aceras hundidas en torno a una placa de alcantarilla mohosa…(…)

(…) Mucho me temo que La Habana permanezca ciudad inconclusa por mucho tiempo.

La Habana, ciudad sin terminar.
Alejo Carpentier

Con este fragmento de la obra «La Habana, ciudad sin terminar» de Alejo Carpentier, comenzamos este pequeño recorrido por el tema de hoy.

Un metro para La Habana.

La urbe habanera cuenta con una población de más de 2 millones de personas y un sistema de transporte público deficiente que; aunque contara con el triple de ómnibus, sus estrechas calles estarían en constante embotellamiento. Visto así, no se necesitan más argumentos para comprender que la solución a este problema estaría en la creación de un sistema de transporte metropolitano subterráneo.

¿Pero qué hay de posible en esto? ¿Es acaso una idea nueva? Veamos a continuación un poco de historia:

La idea de la creación de un metro subterráneo en La Habana tuvo sus albores en la década de los años 20. Para 1921 ya estaban creadas las rutas que recorrería el futuro metro de La Habana. La Compañía Ferrocarrilera del Norte y Sur de Cuba (Cuba North and South Rail Road Co.) desarrolló los primeros esbozos del proyecto, los que fueron aprobados por la Comisión Cubana de Ferrocarriles.

The New York Times anunciaba entonces la construcción de este subway cubano, y para aumentar la precisión de los detalles, se pensó en enviar representantes cubanos a Nueva York con el objetivo de que conocieran de cerca el metro de ese lugar.

Mapa, proyecto del Metro de La Habana, 1921.
Mapa, proyecto del Metro de La Habana, 1921.

Infelizmente, la construcción del metro nunca se llevó a cabo debido a la popularidad que en ese tiempo, tenían los tranvías que recorrían las calles de la Habana.

Tranvías por las calles de La Habana.
Tranvías por las calles de La Habana.
Tranvías, Habana, Cuba.
Tranvías, Habana, Cuba.

¿Y qué sucedió después?

Pues sucedió que en el año 1953 los “célebres tranvías” de la capital dejaron de existir porque se impuso el sector automotor que ya venía tomando auge desde fines de los años 40 e inicio de los 50.

"Bum" del transporte público automotor en Cuba.
«Bum» del transporte público automotor en Cuba.

¡¡¡Atentos!!!

La Cubana Viaja

¿Sabes qué agencia tiene vuelos baratos para Cuba? Esa misma, La cubana; con ella encontrarás los mejores servicios no solo de viaje, también de alquiler de coches, trámites, llamadas y compras. Entra ya y navega por entre sus posibilidades. Con La cubana todo es posible.

Otro intento fallido.

En 1956 reapareció la idea del metro. Las primeras compañías interesadas en llevar a cabo el proyecto fueron las francesas Societe Generale de Traction et D´Explotation, que planeaba construir un metro por unos 125 millones de pesos, y la Societe Anonyme Francaise D´Etudes, de Gestion & D´Enterprises (Safege), que planeaba construir otro por unos 56 millones de pesos. Sin embargo, tampoco fructificó el plan, presumiblemente por la competencia económica que le ofrecía el sector automotriz.

¡Ahora sí vamos al construir el metro!

En la década de los años ’80, pese a las ayudas económicas brindadas por el CAME (Consejo de Ayuda Mutua Económica) y el Campo Socialista a Cuba, La Habana mantenía sus crónicos problemas con el transporte público; y el aumento de la migración a las ciudades luego del triunfo de la Revolución de 1959 complejizó aún más la situación.

Y es precisamente en atención a esta situación que se crea el Grupo Ejecutivo del Metro de la Ciudad de La Habana, el que se encargaría de enviar especialistas a varios países Socialistas en busca de asesoramiento para el inicio de las investigaciones en el terreno.

El metro de La Habana, portada de la revista "Juventud Técnica", años '80.
El metro de La Habana, portada de la revista «Juventud Técnica», años ’80.

Se realizaron análisis topográficos y estudios que aprobaban la viabilidad del proyecto. Se estudiaron los principales flujos de pasajeros en la ciudad y se trazaron las primeras posibles rutas, reducidas a la Línea Uno y la Línea Dos; y en 1984 se enviaron 13 especialistas cubanos a Checoslovaquia para su capacitación.

Como resultado de este proceso, se realizaron unas 135 perforaciones que, pese a la dureza mostrada en muchos segmentos, demostró que tal proyecto podría salir adelante. Se estimaron para ese entonces unos 85 km de líneas de metro a un coste de 20 millones de peso cada uno.

Proyecto de recorrido del metro de La Habana.
Proyecto de recorrido del metro de La Habana.

El proyecto contó con una serie de bocetos descriptivos que a continuación se presentan:

El Metro de La Habana. Estación MITRANS.
El Metro de La Habana. Estación MITRANS.
El Metro de La Habana. Estación MITRANS.
El Metro de La Habana. Estación MITRANS.
Estación 31 y 42, metro de La Habana.
Estación elevada de 31 y 42, metro de La Habana.
Estación 23 y C, metro de La Habana.
Estación 23 y C, metro de La Habana.
Estación Palatino, metro de La Habana.
Estación Palatino, metro de La Habana.
Estación Universidad, metro de La Habana.
Estación Universidad, metro de La Habana.

Pero…

Con la caída del Campo Socialista y la URSS, en 1989 y 1991 respectivamente, el proyecto perdió fuerza; y aunque se hicieron varios intentos más con Checoslovaquia, Corea del Norte y más tarde con México, en ninguno de los tres casos el financiamiento se hizo viable.

Cuestión de financiamiento.

Según especialistas, en todas las grandes ciudades han existir varios tipos de transporte para cubrir las necesidades de la población. En Cuba, transportarse es un problema que está lejos de ser resuelto.

Lo que impide hoy la construcción de un metro en La Habana es la cuestión del financiamiento; por lo tanto, en un futuro inmediato no habrá posibilidades de realizar un proyecto tan grande, pues la búsqueda de inversiones en el sector del transporte está potenciada en otra área: los ómnibus.

Fuentes:

Gracias por elegirnos para informarte. Accede a «Tus Noticias Cuba» para conocer más noticias sobre Cuba y su gente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *